Cómo convertir suelos resbaladizos en antideslizantes

Cómo convertir suelos resbaladizos en antideslizantes

antideslizanteDemasiadas superficies que pisamos día a día son susceptibles de ser resbaladizas. En ocasiones no nos damos cuenta, pero en cuanto llueve o cae algo líquido al suelo enseguida observamos lo resbaladizo que puede llegar a ser y, con ello, peligroso.

La mayoría de las caídas que se sufren por resbalamientos tienden a ser muy peligrosas. En algunas ocasiones pueden provocar tetraplegias e incluso la muerte. Por ello, es indispensable prevenir estas caídas y lograr que los pavimentos que pisamos tanto en los lugares públicos como en nuestra casa, en el baño sobre todo, sean antideslizantes.

No podemos imaginarnos hasta qué punto es importante que los suelos de uso público sean antideslizantes y es que tanto los hoteles como los spa, talasoterapias, restaurantes, clínicas, centros sanitarios y supermercados o grandes superficies deben cumplir una normativa legal. En esta legislación se pretende proteger a toda la población frente a caídas por resbalamiento en esos lugares públicos. Sin embargo, ¿Cómo conseguimos que los suelos sean antideslizantes y seguros?

Con el producto antideslizante de Johnson a base de titanio casi cualquier superficie queda completamente antideslizante. Y, aunque hay pavimentos que no pueden tratarse con este producto, existen otros antideslizantes de Johnson que logran suelos antideslizantes y seguros. En Antideslizantes Canarias somos técnicos aplicadores de estos productos y sabemos qué tipo de pavimento requiere un tipo de producto antideslizante.

¿Qué ventajas proporciona este antideslizante frente a otras soluciones?

Fácil. Una aplicación rápida que permite la utilización de la superficie del suelo de forma inmediata; una garantía de años de duración; un producto totalmente inocuo que no daña ni a personas ni a animales ni al medio ambiente, son algunas de las ventajas. Sin embargo, la más importante de nuestros tratamientos es que ofrecemos la homologación del Ministerio de Industria por medio del cual entregamos un certificado que blinda los lugares tratados con nuestro antideslizante frente a cualquier accidente ya que éste no podrá ser causado por un resbalamiento.

¿Cómo se realizan los tratamientos antideslizantes?

Primero nuestro técnico aplicador deberá visitar la zona a tratar para comprobar el tipo de pavimento y poder realizar una prueba en él. De esta forma conseguimos confirmar el tipo de producto antideslizante que requiere cada tipo de suelo o superficie.

Tras esto, el día de la aplicación del tratamiento el técnico selecciona una zona pequeña para realizar de nuevo una pequeña prueba y así confirmar que todo es correcto. Una vez que se compruebe el tiempo de efecto y el resultado del lugar de prueba se comienza a aplicar el tratamiento en toda la superficie. Así, se aplica el producto en el pavimento de forma uniforme y se deja actuar el tiempo necesario según la prueba anteriormente realizada.
Una vez transcurrido ese tiempo se aclara o se neutraliza el producto con un producto de limpieza especial mezclado con agua. Luego, cuando ya se ha aplicado se procede al secado del pavimento mediante métodos mecánicos o manuales.

Tras finalizar el tratamiento en su totalidad el resultado es inmediato, el producto está fijado en el pavimento durante varios años y el uso del suelo puede ser en el momento. Se aprecia que el pavimento ha quedado en excelentes condiciones sin pérdida de brillo o de color. Además también se puede apreciar que el tratamiento antideslizante es totalmente invisible a la vista ya que no es perceptible visualmente, pero su efecto queda intacto.

No Comments

Post A Comment